Home / Problemas e Investigaciones / Los sindicatos piden aprovechar el IPC negativo para subir salarios
Barcelona 18 11 2015 Medidas de seguridad en los supermercados para evitar robos con dispositivos antirrobo en algunos productos en la foto supermercado dia de torrent de l olla    Foto Ferran Nadeu
Barcelona 18 11 2015 Medidas de seguridad en los supermercados para evitar robos con dispositivos antirrobo en algunos productos en la foto supermercado dia de torrent de l olla Foto Ferran Nadeu

Los sindicatos piden aprovechar el IPC negativo para subir salarios

El índice de precios de consumo (IPC) se situó en abril en el -1,1%, tres décimas por debajo del nivel de marzo (-0,8%) acumulando así nueve meses consecutivos con tasas iguales o por debajo de cero, según los datos difundidos este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Y la racha se podría alargar a 22 meses si se pasan por alto los datos de junio y julio del 2015, cuando la inflación alargó el cuello hasta una tasa de apenas el 0,1%.

La combinación de niveles ínfimos, o bajo cero, de inflación con unas tasas de crecimiento elevadas (el 3,4% en el primer trimestre del 2016) constituye el caldo de cultivo perfecto, desde el punto de vista de los sindicatos, para apelar a un incremento de los salarios y de las pensiones que permita recuperar el poder adquisitivo perdido desde el 2011.
La misma combinación de alto crecimiento y baja inflación, sin embargo, también sirve de argumento a los empresarios para insistir en la necesidad de mantener la moderación salarial. Después de dos años y medio con una inflación española por debajo del promedio de la Unión Monetaria (-0,2% en abril), “cualquier deterioro de la competitividad supondrá una limitación para la recuperación de la economía española y del empleo”, según la patronal CEOE.
En lo que va de año, los convenios colectivos negociados incluyen una subida salarial del media del 1,1%, sin contar los descuelgues de las empresas que optan por incrementos menores o rebajas de sueldos.
RECUPERACIÓN SALARIAL
“El crecimiento del producto interior bruto (PIB) no llega a las familias y a los trabajadores porque la crisis sigue enquistada en nuestro país”, afirma UGT en su comunicado sobre el dato del IPC de abril.
Desde el punto de vista de CCOO, “el crecimiento de la actividad económica tiene que servir para recuperar los salarios tras la fuerte devaluación interna sufrida por los empleados públicos y privados”. El sindicato insiste en que “en esta salida de la recesión no se debe permitir que sigan aumentando los niveles de pobreza y desigualdad” y por ello urge a incrementar los salarios más bajos a través de una mejora sostenida del salario mínimo interprofesional que lo sitúe en 800 euros mensuales en 2016.
Ambos sindicatos han iniciado una campaña de recogida de firmas para presentar el día 25 de mayo una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para lograr que el Congreso de los Diputados legisle una Prestación de Ingresos Mínimos, de unos 426 euros (el 80% del IPREM), que debería complementarse en función de las cargas familiares, y que beneficiaría a 2,1 millones de ciudadanos.
DATOS MENSUALES Y ANUALES
Según los datos del INE, en tasa mensual, el índice de precios de consumo (IPC) en abril subió siete décimas respecto al mes de marzo impulsado por los precios de vestido y calzado (ante la nueva temporada de primavera-verano) y la subida mensual del 0,8% de carburantes y lubricantes, sobre todo. A cambio, bajaron los precios de los viajes organizados (tras la Semana Santa de marzo), de la electricidad y el gas y del transporte aéreo.

En tasa anual, el IPC en abril se ha reducido tres décimas respecto a marzo, hasta el -1,1%, debido al mayor retroceso del precio de la electricidad y a la menor inflación de los servicios. “El resultado ha sido sensiblemente inferior a lo previsto”, admite la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas),que ha rebajado ahora sus previsiones para el conjunto del año hasta una tasa del 0,6% para el mes de diciembre y del -0,3% de media anual.
La llamada inflación subyacente, que excluye los precios más volátiles de alimentos no elaborados y productos energéticos, se ha reducido cuatro décimas, hasta el 0,7%. La inflación española en tasa armonizada europea se mantiene un punto por debajo de la de la media de la zona euro “con los consiguientes efectos favorables sobre la competitividad y sobre nuestras exportaciones”, según la valoración del Ministerio de Economía.
La tasa anual del IPC disminuyó más en todas las comunidades, especialmente en Aragón, que bajó cuatro décimas más y se situó en el 1,2 % negativo.
En Catalunya, el índice de precios de consumo subió en abril el 0,7% respecto al mes de marzo (en línea con la variación del IPC general), de modo que la tasa anual se situó en -0,8%, el nivel más alto después de los de Melilla (-0,5%) y Euskadi (-0,7%).
El periodico

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *