Home / Problemas e Investigaciones / La policía francesa registra la sede del Frente Nacional
(FILES) This file photo taken on December 14, 2008 shows the headquarters of the French far-right Front National (FN) party in Nanterre during its inauguration.
A new search took place on February 20, 2017 of the French far-right Front National (FN) party in Nanterre as part of a case of misusing public funds, the party said in a statement. Far-right leader Le Pen is accused by the European Parliament of defrauding it of nearly 340,000 euros paid to two parliamentary aides. / AFP PHOTO / BORIS HORVAT
(FILES) This file photo taken on December 14, 2008 shows the headquarters of the French far-right Front National (FN) party in Nanterre during its inauguration. A new search took place on February 20, 2017 of the French far-right Front National (FN) party in Nanterre as part of a case of misusing public funds, the party said in a statement. Far-right leader Le Pen is accused by the European Parliament of defrauding it of nearly 340,000 euros paid to two parliamentary aides. / AFP PHOTO / BORIS HORVAT

La policía francesa registra la sede del Frente Nacional

La policía francesa ha registrado este lunes por segunda vez en menos de un año los locales de la sede del Frente Nacional en Nanterre, en la periferia de París, en el marco de la investigación sobre dos supuestos empleos ficticios de asistentes parlamentarios del partido en el Parlamento Europeo.
La formación ultraderechista ha denunciado una “operación mediática” para dañar la imagen de su presidenta y candidata a las elecciones presidenciales de esta primavera, Marine Le Pen.
La también eurodiputada está en el punto de mira de la justicia desde que el pasado 15 de diciembre se abriera una investigación judicial por abuso de confianza y estafa tras las pesquisas que la fiscalía inició en marzo del 2015 a petición de la Cámara de Estrasburgo.
La institución europea sospecha que dos asistentes parlamentarios de Marine Le Pen -Catherine Griset y Thierry Légier- se beneficiaron de empleos ficticios con cargo a las arcas comunitarias. Griset, una amiga de Le Pen, estuvo acreditada entre el 2010 y el 2016, pero el Parlamento sostiene que ejercía su actividad en la sede del Frente Nacional.
En el caso de Légier, que es el guardaespaldas de Le Pen, la presidenta del FN reconoció ante la Oficina Antifraude de la Unión Europea (Olaf) haberle pagado 41.554 euros a través de un empleo ficticio, con el pretexto de “regularizar salarios y gastos” durante un periodo que va de octubre a diciembre del 2011. A parte de esa investigación, el Parlamento Europea reclama a Le Pen la devolución de 340.000 euros.
Le Pen niega, no obstante, el informe de la Olaf, organismo al que acusa, como al expresidente del Parlamento Europeo Martin Schulz, de usar la institución para atacar al Frente Nacional y a otros partidos euroescépticos presentes en la Eurocámara.
“Se trata, evidentemente, de una operación mediática con el único objetivo de alterar el buen desarrollo de la campaña presidencial e intentar dañar a Marine Le Pen justo cuando su candidatura logra un avance importante en las intenciones de voto, sobre todo en la segunda vuelta”, sostiene el FN en un comunicado en el que confirma el registro en la sede del partido.
DISCOS DUROS CONFISCADOS
Según el canal de televisión BFMTV, los investigadores han confiscado los discos duros de los ordenadores de varios asistentes parlamentarios y en las próximas horas procederán a interrogatorios.
De momento, los reveses judiciales no hacen mella en la popularidad de Le Pen. Un último sondeo de OpinionWay publicado este lunes le otorga una intención de voto inédita hasta ahora en la segunda vuelta de las presidenciales del 7 de mayo.
Si el duelo fuera con el candidato de la derecha, muy debilitado por el escándalo de los presuntos empleos ficticios de su mujer y dos de sus hijos, Le Pen lograría el 44% de los votos y François Fillon el 56%. Si se enfrentara al centrista Emmanuel Macron, alcanzaría el 42% frente al 58% del exministro de Economía. En ambos casos, los dos rivales potenciales de Le Pen pierden peso. Fillon se deja seis puntos desde el 8 de febrero y Macron, ocho.
El periodico

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *